Muere la actriz Dorothy Malone, la última reina del Technicolor

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ir abajo

Muere la actriz Dorothy Malone, la última reina del Technicolor

Mensaje por CHARLIE el Lun 22 Ene 2018 - 13:17


Ganadora de un Oscar por 'Escrito en el viento', participó también en 'El sueño eterno' y 'Artistas y modelos'.

Merecedora del Oscar a la Mejor Actriz de Reparto por su creación de Marylee Hadley en Escrito en el viento (1956), uno de los grandes melodramas de Douglas Sirk en Technicolor de antaño, el lugar que Dorothy Malone ocupa en el Olimpo cinéfilo es un punto impreciso entre el western de los 50 y el universo del propio Sirk. Siendo como fue una de las grandes rubias del Hollywood de los 50 -a la derecha de Lana Turner en ese imaginario de Sirk-, no deja de ser curioso que, en el cine negro, donde se estrenó, nunca llegase a despuntar. Los televidentes estadounidenses más veteranos recordaran a Dorothy como la Constance MacKenzie de Pleyton Place (1964-1969), una de las series fundamentales de la historia de la televisión de su país. Pero los cinéfilos del mundo entero aún la admiran en su papel de LaVerne Shumann, la chica que se juega la vida con sus acrobacias aéreas en Ángeles sin brillo (Douglas Sirk, 1957), y su amor entre su marido piloto, Roger Shumann (Robert Stack) y el periodista Burke Devlin (Rock Hudson).

Aunque parecía tejana, no lo era. Dorothy Malone nació en Chicago en 1930, aún era una niña pequeña cuando sus padres se instalaron en Dallas. Y allí, en la ciudad más prominente del estado de la estrella solitaria, aún era una adolescente que estudiaba con las ursulinas cuando comenzó a destacar como modelo. No mucho después, durante una representación teatral en la University Highland Park School, fue descubierta por un agente de la RKO.

Tras varios años de cintas menores, se hizo notar por primera vez como la librera que echa una mano a Philip Marlowe (Humphrey Bogart) en El sueño eterno (Howard Hawks, 1946). Aún era ingenua y morena. Aquel fue el primer reparto que Dorothy compartió con Lauren Bacall. Lo que siguió fueron varios westerns de serie B. Un tramo de su filmografía que finaliza con Juntos hasta la muerte (1949). Ya maleada, en esta desgarradora obra maestra del gran Raoul Walsh -era un remake en clave de western de El último refugio (Raoul Walsh, 1941)-, Dorothy fue a dejar constancia de lo certeramente que podía asomarse al mal interpretando a la primera de sus villanas.

Nada que ver con las deliciosas colaboraciones de la actriz en las comedias musicales al servicio de Dean Martin y Jerry Lewis en las que participó. Una herencia de miedo (George Marshall, 1953) fue la primera de ellas. La siguiente, Artistas y modelos (Frank Tahslin, 1955) volvió a elevar a Dorothy a uno de los grandes títulos del Technicolor. Por aquellas fechas, la interprete ya era una de las rubias platino que marcaban la pauta en Hollywood mientras enamoraba a los vaqueros más duros del western. De hecho, fue la chica de Cinco pistolas (1955), el debut en la realización del gran Roger Corman. Así mueren los valientes (Alfred L. Werker, 1955), Las columnas del cielo (George Marshall, 1956) y El hombre de las pistolas de oro (Edward Dmytryk, 1959), fueron algunos de aquellos títulos. El último atardecer (Robert Aldrich, 1961), donde interpretó a una de sus mujeres más complejas -tenía que lidiar con su antiguo amante, que coqueteaba con la hija que ambos engendraron- fue el último gran western en el que cabalgó Dorothy Malone. Fuente
https://www.filmaffinity.com/es/search.php?stype=cast&sn&stext=Dorothy%20Malone
avatar
CHARLIE
ADMINISTRADOR
ADMINISTRADOR

Cantidad de envíos : 421
Reputación : 503
Fecha de inscripción : 28/03/2011

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.