Muere Michael Cimino, director de 'El cazador'

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Muere Michael Cimino, director de 'El cazador'

Mensaje por CHARLY el Dom 3 Jul 2016 - 9:46

“Llamadme Michael, por favor. Mr. Cimino me da miedo porque me recuerda a mi padre”, dijo Michael Cimino hace apenas un año en Locarno. El director estadounidense murió anoche a los 77 años, tal y como anunció el director del Festival de Cannes, Thierry Frémaux, en su cuenta de Twitter, rodeado de su gente y en paz.

El director neoyorquino siempre será recordado por 'El cazador', un filme que muestra las secuelas de la Guerra de Vietnam en tres sobrevivientes (Robert De Niro, Meryl Streep y Christopher Walken), que le valió cinco premios Oscar, entre ellos los de mejor película y mejor director. Aun así, su carrera (y su figura) siempre estuvo envuelta el polémica. “Yo ya no me defiendo de las acusaciones. Mi primera película fue tildada de homófoba, a la segunda la acusaron de fascista, a la tercera de marxista, por la cuarta me llamaron racista. ¡Tengo todos los títulos! Con 'El cazador' no quería hacer una película sobre Vietnam y la situación política. Quería hablar de los efectos del trauma y la tragedia en un grupo de amigos que son como una familia. La imposibilidad de asumir la tragedia de la guerra no ha cambiado: las madres lloran igual, la gente muere igual...”, aseguraban en la misma ocasión.

Hijo de un compositor y una diseñadora, Cimino vivía en París. Comenzó a trabajar rodando anuncios y tuvo tal éxito que en 1971 se trasladó a Los Ángeles y empezó a ejercer como guionista. En 1974 debutó en el cine con 'Un botín de 500.000 dólares'. Después llegaría 'El cazador' y el reconocimiento internacional. Aun así, fue un éxito amargo porque con su tercera película, 'La puerta del cielo' (1980), fue un fracaso en taquilla y supuso su expulsión de Hollywood tras dejar prácticamente en la quiebra a la productora United Artits. De 11,5 millones de presupuesto inicial, la cinta terminó costando 44 y cinco horas de duración. Se estampó y eso que la película se quedó en unas dos horas al final. Tras ella, llegarían 'Manhattan sur', 'El siliciano', '37 horas desesperadas' y 'Sunchaser', de 1996. Fue cuando Cimino desapareció del mapa hasta que en 2001 volvió a la palestra con nueva apariencia física y un libro bajo el brazo: 'Big Jane'. Por esta novela ganó la medalla Chevallier des Artes et des Lettres.

'No translation Needed', del filme colectivo 'Chacun son cinéma ou Ce petit coup au coeur quand la lumière s'éteint et que le film commence', fue su vuelta al séptimo arte en 2007 con una película colectiva. No se volvió a saber de él hasta el año pasado, cuando recibió el Leopardo de Oro honorífico del festival de Locarno (Suiza), donde dio una clase magistral en la que esta leyenda del cine afirmó que tenía "el armario repleto de guiones rechazados por Hollywood".

"Mi formación fue en el ámbito de la arquitectura y de la música. Yo no conozco la obra de otros directores como por ejemplo mi buen amigo Quentin Tarantino, que creció en un videoclub y se sabe al dedillo todas las películas del mundo. No soy un cinéfilo en ese sentido. Soy un arquitecto frustrado que acabó en esta locura del mundo del cine. La arquitectura es una disciplina ligada al control y la organización. El cine es una anarquía, el caos. Llegué a California porque trabajaba en publicidad, un mundo lleno de mujeres guapas y buenos coches, y a mí me encantan ambas cosas", aseguró en Locarno.

En la misma conferencia explicó que llegó al cine en los años setenta gracias a la que entonces era su novia y productora, Joann Carelli. Ella le acosenjó que si quería rodar una película, primero tenía que escribir un guion y buscar una estrella para protagonizarlo. "Yo no había escrito nada, así que tuve que aprender rápido. Me pidieron que reescribiera el libreto de 'Harry, el fuerte' (1973) y así tuve la suerte de conocer a Clint Eastwood. Gracias a él dirigí mi primera película, 'Un botín de 500.000 dólares' (1974). No solo Eastwood, también Jeff Bridges fue mi elección como actor para la película y aceptó aunque no había leído el guion. Fue como una bendición de Dios. Y darle un rol poco habitual a un actor muy estereotipado, como hice con George Kennedy o Geoffrey Lewis, es algo que me encanta. Ahora todo lo relacionado con mi primera película me suena a cuento de hadas”, recordaba.

Cimino recordó en Locarno también recordó que su proyecto más querido era una nueva versión de 'El manantial', la novela de Ayn Rand que ya llevó al cine King Vidor en 1949 con Gary Cooper y Patricia Neal, con Eastwood como protagonista.

“Mi héroe de juventud era Frank Lloyd Wright, un gran arquitecto y un ser humano excepcional. Se diseñaba su propia ropa, y le encantaba llevar capa e ir al trabajo a caballo. Siempre se ha dicho que 'El manantial' se basaba en Wright y si sabes un poco de su vida te das cuenta que debe ser verdad. Cuando, tras años negándoselo, le concedieron el equivalente en arquitectura a los Oscar, en el discurso de agradecimiento, frente a todos sus colegas de profesión, Wright soltó aquello de “soy el único arquitecto en esta sala”. ¡Cómo no le iba a gustar Ayn Rand! Para mí el momento crucial de la película es aquel en que el protagonista Howard Roark contempla el proyecto que no le han dejado llevar a cabo y en sus ojos se nota el ansia por construir. Es un momento terrible. Alguien con un talento increíble a quien no se le permite trabajar. De repente se dirige a él un tipo arrogante, el crítico que ha contribuido a destrozar su reputación. '¿Qué piensa de mí?, le pregunta a Roark. 'No pienso en usted', le contesta él... ¡Por supuesto que me identifico con esta escena!”.

A pesar de que Cimino llevaba dos décadas en el dique seco, el cine siempre fue su pasión. "Siempre estoy trabajando en alguna nueva película. Si no, te mueres", reconoció en Locarno. Y anoche un tuit nos dio la noticia de que uno de los iconos del llamado Nuevo Hollywood se iba envuelto en la nebulosa en la que quiso convertir su vida. Porque, como dijo en Cannes en 2007, “sé que piensan que soy un hueso duro de roer y un drogadicto y dicen que soy alcohólico. No lo soy. Nada de lo que la gente piensa de mí es verdad. Todo nació porque nunca contesté ciertas cosas en la prensa. Eran ridículas”. DEP BUSTER
avatar
CHARLY
ADMINISTRADOR
ADMINISTRADOR

Cantidad de envíos : 380
Reputación : 460
Fecha de inscripción : 28/03/2011

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.