Muy buena semblanza de mi actor favorito, James Stewart

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Muy buena semblanza de mi actor favorito, James Stewart

Mensaje por Soyasí el Dom 8 Nov 2015 - 14:57

Jimmy quería volar, real y metafóricamente, y aunque le quitaron de la cabeza la idea de alistarse, no pudieron retenerle para la vida más tranquila del comerciante.


Qué raro que un tímido por naturaleza acabe siempre dando la nota, distinguiéndose, desviándose de los caminos comunes y manteniendo a la vez una imagen de hombre sencillo. Primero le dio la lata a un padre muy serio, veterano de la Gran Guerra y dueño de una ferretería que había permanecido en la familia desde hacía tres generaciones, y para la que buscaba continuidad. Pero Jimmy quería volar, real y metafóricamente, y aunque le quitaron de la cabeza la idea de alistarse, no pudieron retenerle para la vida más tranquila del comerciante, ni siquiera después de haber triunfado en Princeton, donde le creyeron un prometedor arquitecto. En vez de seguir por las autopistas marcadas el joven Stewart se inclinaba por las veredas, y acabó en el Nueva York durísimo de la Depresión, compartiendo apartamento con Henry Fonda y buscando trabajo en el teatro de Broadway. Lo consiguieron los dos, y después llegó Hollywood, y después Frank Capra, que le hizo Caballero sin espada y le animó luego a hacer lo que le viniese en gana en Vive como quieras, como si no lo supiese, que mientras rodaba sus primeras películas cumplía su sueño infantil: se sacaba la licencia de piloto e incluso montaba su propia escuela de vuelo.

En 1940 le dieron el Oscar por Historias de Filadelfia, donde interpretaba a un escritor de cuentos que vivía como un cínico periodista. Tenía 32 años, mandó la estatuilla a la tienda de su padre, que la exhibió orgulloso en el escaparate, y él se alistó en la Fuerza Aérea, porque se olía una guerra en el ambiente, porque sus antepasados habían peleado en todas desde la de independencia americana, y/o porque reinar en Hollywood no era suficiente para aquel tipo tímido. Ni siquiera en esta etapa se limitó al papel ordinario de las estrellas: la mayoría optó por destinos de propaganda, pero Stewart movió todas sus influencias para poder luchar en el frente. Y vaya sí lo hizo. Acabó la guerra como coronel, llegó a ser jefe de escuadrón y participó en más de veinte misiones de bombardeo sobre Alemania y Francia, operaciones en las que a veces se producía más de un tercio de bajas.

Llegó la paz, y con el pecho repleto de medallas volvió a Hollywood a seguir su carrera donde la había dejado. Sólo varió una cosa, como no todo es objeto de comercio, desde entonces incluía una cláusula en sus nuevos contratos: no podría utilizarse su condición de héroe de guerra para promocionar las películas. Ni falta que hacía. El público y la crítica se rindieron de nuevo, mientras, se lo disputaban los mejores directores: Hitchcock, Ford, Wilder, y otra vez Capra, porque a pesar de los horrores de la guerra seguía siendo bello vivir, y todavía hoy, cada diciembre, se sigue colando en las televisiones, corriendo sobre la nieve, con el labio roto y deseando una feliz Navidad a todos los peatones que se cruza.

Sólo se casó una vez, y fue el suyo un matrimonio serio y discreto, por lo que para las anécdotas no podemos contar con sus secretos de alcoba. Sí hay una de cuando vino a Madrid, que supo que en el Ritz no admitían a actores, y se presentó en calidad de general de la Fuerza Aérea. Y otra sobre su amistad con Henry Fonda, que era más bien progre, y con el que llegó a las manos por discutir sobre la cochina política. Lo solucionaron prometiendo no volver a hablar nunca de ese tema. Sus otros amigos fueron John Wayne y Ronald Reagan... con ellos sí que podía hablar de cualquier cosa.
..
Nació en Pensylvania, en 1908. Estudió arquitectura en Princeton, hizo teatro en Broadway y triunfó en Hollywood. Mientras se convertía en uno de los mitos del cine de todos los tiempos, todavía le dio tiempo a ser un héroe de guerra, y con todo logró llevar una vida familiar discreta, junto a su mujer y sus cuatro hijos. Fue nominado a los oscar en cinco ocasiones.  Ganó uno y recibió otro por toda su carrera. Murió en L.A. en 1997, poco años después de que falleciera su única esposa. Kiko Méndez

_________________

El mago hizo un gesto y desapareció el hambre,
hizo otro gesto y desapareció la injusticia,
hizo otro gesto y se acabó la guerra.
El político hizo un gesto y desapareció el mago.


(Woody Allen)

Soyasí
GENIO
GENIO

Cantidad de envíos : 732
Reputación : 857
Fecha de inscripción : 13/06/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Muy buena semblanza de mi actor favorito, James Stewart

Mensaje por BUSTER el Dom 8 Nov 2015 - 16:38

También es mi actor favorito y por estas fechas ya va pegando ver Qué bello es vivir.

BUSTER
ADMINISTRADOR
ADMINISTRADOR

Cantidad de envíos : 1009
Reputación : 1046
Fecha de inscripción : 17/10/2009

http://cinemaniaymelomania.forogratuito.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.