Película Alíen Errores que nunca notaste y curiosidades

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Película Alíen Errores que nunca notaste y curiosidades

Mensaje por HAROLD 3D el Sáb 15 Nov 2014 - 15:26

ALÍEN el 8º pasajero. (en el espacio nadie oirá tus gritos). Algo así rezaba el cartel publicitario. La película no era tolerada para todos los públicos, así que tuve que esperar unos diez años a la reposición.


En cuanto a la fortuna de este título tan complejo, yo me quedo con ALIEN, simplemente. También sospecho que un título tan corto, como no fue traducido, tuvo que ser alargado innecesariamente. Lo de los gritos en el espacio, parece ser una costumbre cinematográfica que intenta aclarar el espíritu del argumento y que se da en casi todas las propagandas del cine actual (incluido el autóctono, no crean). Superfluo toque de marketing que a mí no me gusta.


Alien significa alienígena, sin más. En anglosajón, ilegal alien significa, en términos coloquiales, inmigrante ilegal (óigase la canción del grupo Génesis de igual título). Y el alienígena cinematográfico por excelencia es este extraño ser gigante (en su madurez) de color negro, mezcla de escorpión, escarabajo, humanoide y pantera, ideado por el suizo H. R. Giger. No ha podido ser desbancado por Predator ni por Los Ewoks, ni por el monstruo de RELIC, ni por los insectoides de STARSHIP TROOPERS, ni siquiera por el metamorfo de SPECIES (también diseñado por Giger).



Creo que ALIEN tan solo puede ser comparado, en términos de fama, con E.T. Solo que son antítesis, polos opuestos de distintas concepciones.



El E.T. de S. Spielberg es el prototipo de foráneo que exalta el lado bueno de la humanidad y que perfectamente podría ser socio fundador de la ONG Extraterrestres sin Fronteras. Aunque un tanto bobalicón e inocente es civilizado, sentimental, social e incluso capaz de practicar la autoinmolación en beneficio de un extraño. Tiene todos los ingredientes de un buen cristiano, quizás demasiado puro, demasiado santo.



Pocas dudas pueden haber a la hora de aproximarse a un análisis valorativo de ‘Alien’ acerca de que un alto porcentaje de la efectividad de lo que Scott termina consiguiendo plasmar en celuloide se debe a la acción directa de lo que el maravilloso diseño de producción de la cinta llega a concretar.



Ya estemos hablando aquí de lo que respecta a los muy diversos espacios que Ron Cobb planteó para componer la Nostromo como de lo que compete de forma exclusiva a la forma en la que H.R.Giger ideó al monstruo en sus diferentes etapas de crecimiento, instilando un terror imperceptible en el espectador gracias a la conjunción de ese orgánico y sexual aspecto que le confería el artista suizo con la forma en la que la cinta lo muestra en pantalla mediante fugaces planos que nunca llegan a dejarnos vislumbrar en su totalidad el asombroso trabajo que el oscuro y peculiar autor consiguió junto a Carlo Rambaldi —responsable éste de lengua retráctil de la criatura.



El ALIEN de R. Scott es la némesis del anterior. Es Darwiniano 100%. Nace, crece, se reproduce y muere. Es un animal que hará todo lo posible por sobrevivir. Carece de sentimientos, de escrúpulos y de sentido del humor. Aunque no de inteligencia o más bien de instinto de supervivencia hiperdesarrollado.



Tiene varias fases de crecimiento, que van desde el huevo que permanece en estado latente, pasando por la larva parásita que se desarrolla en el sistema de un ser vivo cualquiera, la metamorfosis en cría después de un remedo de parto y el desarrollo adulto del animal, que estará biológicamente preparado para reproducirse. Su carácter es en extremo agresivo, posee mecanismos de defensa y ataque que hacen que el propio animal sea un arma letal en sí mismo. Pero su espantosa morfología no está destinada a matar por deporte, sino a la supervivencia y la reproducción. Es por ello que Alien es también demasiado puro, demasiado bestial.



Después de esta presentación, permítanme hablarles un poco del diseño, decorados y ambientación de la película. En general, el resultado final es obra del ya mencionado H. R. Giger. Pintor, escultor, dibujante y diseñador de prestigio. Su temática principal se basa en un gusto por lo gótico y macabro, que cómo el mismo reconoce está influenciado por la obra de H. P. Lovecraft y su NECRONOMICÓN. A mí me parece un tanto monocromista y repetitivo, pero reconozco que para el ambiente general de la película es ideal.



En un principio, el proyecto del diseño iba a ser desarrollado por el gran dibujante Moebius, bastante menos tétrico y mucho más colorista. Sin embargo y si no me equivoco, su participación se quedó en el diseño del traje espacial de los tripulantes y algo del decorado del interior de la nave. Su nombre ni siquiera aparece en los títulos de crédito.



Los huevos de gallina: al tener que inventar, tanto Ridley Scott, Dan O'Bannon -el que fuera uno de los guionista de la película- y el equipo de montaje y diseño de la película un universo totalmente nuevo antes ni siquiera de empezar la producción de la película, de la que no estaba cerrado el presupuesto, tuvieron que ingeniárselas para las imágenes promocionales y decidieron utilizar huevos de gallina en un primer momento para recrear los huevos del Alien. De hecho, los huevo de gallina fueran utilizados el montaje para los primeros teasers y por esta razón el primer póster de Alien (1979) es distinto a todos los que vinieron después.

Y sigue todavía más, pero yo ya me he cansado
avatar
HAROLD 3D
ADMINISTRADOR
ADMINISTRADOR

Cantidad de envíos : 249
Reputación : 319
Fecha de inscripción : 02/06/2010

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.