Paco Martinez Soria

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Paco Martinez Soria

Mensaje por Invitado el Miér 16 Jun 2010 - 19:27

Desde este foro quiero rendir un pequeño homenaje a uno de nuestros artistas más entrañables de toda la historia del cine español, el gran y carismático Paco Martinez Soria.
Un gran actor de comedias que alcanzó la popularidad en la vejez de su vida, gracias a la películas La ciudad no es para mí de Pedro Lazaga.

Francisco Martínez Soria, (18 de diciembre de 1902 - 26 de febrero de 1982), fue un actor y empresario de teatro español. más



Última edición por CHAPLIN el Jue 17 Jun 2010 - 13:12, editado 1 vez (Razón : amigo jimmy no salia la foto)

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Paco Martinez Soria

Mensaje por bobchet el Vie 18 Jun 2010 - 19:27

la tarde de los sabados
era para ver una de
DON PACO

persona entrañable


para los amigos antonio y manuel
fieles a él.

bobchet
GENIO
GENIO

Cantidad de envíos : 540
Reputación : 478
Fecha de inscripción : 02/06/2010

Volver arriba Ir abajo

El actor español más visto en nuestras televisiones es también el más emitido.

Mensaje por Soyasí el Dom 22 Nov 2015 - 20:44

No es necesario recurrir a estadística alguna para asegurar que las películas protagonizadas por Paco Martínez Soria son las que más veces se han programado en nuestras televisiones, muy en concreto en la cadena 1, la tarde de los sábados, en "Cine de Barrio".

Diríase que el actor aragonés está abonado a la parrilla de ese espacio, pues no hay mes que no vuelvan a emitir alguno de sus filmes. Un hartazgo. La 13, propiedad de la Cope, también dedica de vez en cuando los fines de semana su atención a la filmografía del mismo personaje, e imaginamos que en otras autonomías puede que incurran en el mismo gusto.

¿Justificación, si la hay, al menos por parte de los directivos de TVE? Que la audiencia es rentable. Nada debe importar a esos telespectadores ver una y otra vez las mismas historias de un paleto que llega a la gran ciudad y termina haciendo valer su filosofía elemental y su bonhomía. Y si el protagonista encarnado por Paco Martínez Soria no es cateto, da igual, pues responde a una tipología de abuelo de antes de la guerra, interpretado por aquel actor con los mismos tics, gestos, movimientos y tonos de voz exagerados que corresponden a un género teatral que hace muchos años alguien etiquetó como astracanada, y mantiene todos los trucos escénicos de la comedieta facilona de enredo y unos toques de vodevil con gotas de ternurismo barato.

El patrón de todas esas piezas, primero estrenadas en el escenario y luego llevadas a la pantalla podría ser perfectamente La ciudad no es para mí, de la que dieron más de tres mil representaciones por toda España a partir de su estreno en 1963. Lo curioso es que su autor fue director de la Real Academia de la Lengua, culto caballero, autor de varios volúmenes sobre el buen uso de nuestro idioma, de nombre Fernando Lázaro Carreter, aunque firmara su obra con el seudónimo de Fernando Ángel Lozano.

Ganó mucho dinero gracias a ella aunque, que sepamos, nunca más volvió a reincidir. Mérito tuvo y no se lo discutimos. En realidad, lo que hizo este ocasional autor teatral fue seguir las pautas de colegas de los años 20 y 30, los Abati, Pérez Fernández, Muñoz Seca y otros, quienes cultivaron con éxito esa clase de género popular, en tantos casos tildado de populachero.

Paco Martínez Soria nació en Tarazona (Zaragoza) el 18 de diciembre de 1902 en el seno de una humilde familia que se trasladó a Barcelona contando aquel sólo cinco años. Hubo de trabajar en algunos oficios siendo jovencito, abandonando los estudios con diecisiete años, entre ellos el de dependiente y agente comercial.

Su afición teatral lo llevó a formar parte de varios grupos de aficionados, que en la Ciudad Condal eran abundantes. Fue a comienzos de los años 30 cuando decidió convertirse en actor profesional. Me confiaría: "Pedí prestadas siete mil quinientas pesetas y con ellas empecé mi aventura en el teatro". Me contó también que al principio no le fue próspero el negocio y que al propietario del primer autocar que contrató para llevar en él a los miembros de su compañía le costaría cobrar la factura. Era por cierto el luego enriquecido empresario de Viajes Juliá. Y en una gira por tierras andaluzas, don Paco, como siempre era llamado en la profesión, dejó algunas veces de pagar a sus actores y a las dueñas de las pensiones donde dormían.

Pronto se percató Paco Martínez Soria que el repertorio a representar sería siempre de carácter cómico, para explotar su indudable vis humorística, que había aprendido trabajando con su amigo y en cierto modo maestro, Rafael López Somoza. Combinaba lo tierno con el retruécano sin importarle las críticas. Entre sus compañeros llegué a escuchar más de una vez, en los años 60, que era "el peor actor de España". Algo exagerado, injusto desde luego.

A él le traía al fresco esa consideración: llenaba los teatros en esa década citada y así continuó hasta su muerte. La primera de sus películas está fecha en 1934. Rodó treinta y seis. Las que a partir de 1965 protagonizó y que ahora repiten hasta la saciedad en la pequeña pantalla son, por este orden, las siguientes: La ciudad no es para mí, ¿Qué hacemos con los hijos?, El turismo es un gran invento, Abuelo made in Spain, Se armó el Belén, Don Erre que Erre, Hay que educar a papá, El padre de la criatura, El abuelo tiene un plan, El calzonazos, El alegre divorciado, Estoy hecho un chaval, Vaya par de gemelos, Es peligroso casarse a los sesenta y La tía de Carlos, con la que cerró su filmografía en 1981.

Apuesten lo que quieran a que de aquí a fin de año "Cine de Barrio" repetirá alguna de ellas. Es como si el mismo chiste te lo contaran mil veces. Pero si la gente que ve esas cintas lo sigue pasando bien, miel sobre hojuelas: nada que objetar.

Era Paco Martínez Soria un hombre afable, que vestía con elegancia, de modo tan diferente a como solía aparecer en sus comedias. Un día, me refirió, fue a tomar un café frente al teatro Eslava donde actuaba en Madrid, y comentó con el camarero el éxito de una de sus obras sin decirle que él era su protagonista. Y quien le servía, sin reconocerlo, le comentó que ese actor no era sino un paleto que, eso sí, llenaba cada jornada aquel coliseo. Y que si quería aprender a beber en una bota de vino no dudara en ir a verlo al teatro. Y es que se caracterizaba muy bien de cateto, pero caminando por la calle, bien trajeado, con gafas, pasaba la mayoría de las veces inadvertido.

Tenía una desmesurada pasión por el fútbol y las quinielas, de tal manera que cuando se retransmitía un encuentro importante disponía de un televisor en su camarín para seguir sus incidencias, y si coincidía con el horario de sus representaciones hacía lo posible, entre salida y entrada al escenario, para enterarse del resultado.

Grabó varios discos con historietas humorísticas y hasta uno de canciones infantiles con el que logró popularizar la canción "Capitán de madera", que le compuso Juan Pardo. Casado, padre de tres hijas y un varón (éste, padre escolapio), no cejó de trabajar toda su vida y aunque millonario, se negaba a retirarse. Fue dueño de un conocido teatro en el Paralelo barcelonés, el Talía. Si en escena rezumaba campechanía y aire familiar, en su vida particular resultaba simpático, entrañable.

Murió de infarto hace treinta y tres años. Fue encontrado sin vida en la habitación que ocupaba habitualmente en un edificio de apartamentos cercanos a la madrileña plaza de Colón. Tenía ochenta años.

MANUEL ROMÁN

_________________

El mago hizo un gesto y desapareció el hambre,
hizo otro gesto y desapareció la injusticia,
hizo otro gesto y se acabó la guerra.
El político hizo un gesto y desapareció el mago.


(Woody Allen)

Soyasí
GENIO
GENIO

Cantidad de envíos : 729
Reputación : 853
Fecha de inscripción : 13/06/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Paco Martinez Soria

Mensaje por CHARLY el Dom 3 Ene 2016 - 18:57

Francisco Martínez Soria, o “Don Paco” como a él le gustaba que lo llamaran, nació el 18 de Diciembre de 1902 en la calle Garnacha, número 1 y fue bautizado en la capilla de San Andrés de la Seo, el 20 de diciembre en Tarazona, provincia de Zaragoza. Nació en el seno de una familia humilde. Luís, su padre, era policía. (Ver video)

La familia se trasladó a Barcelona teniendo él cinco años. Fue alumno de los misioneros del Corazón de María y concluyó el bachillerato. Con poco entusiasmo por los estudios superiores se empleó, adolescente, en una tienda de maquinaria como dependiente; sería después jefe de ventas y comisionista, con dotes para los negocios. Fue ya en el colegio donde empezó su vena artística. (Paco Martínez Soria en ‘El alegre divorciado’)

En 1922 obtuvo su primer premio como director por la obra “Artesano”. En Gracia, típica barriada Barcelonesa, había hecho sus primeros pinitos artísticos, ganando seis duros al mes! En “El Artesano” (Sociedad Deportivo Recreativa) conoció a su esposa, Doña Consuelo Ramos Sánchez, hermana de uno de sus colegas y con la que se casó el 24 de Octubre de 1929. De aquella unión que, cómo no, se festejó por todo lo alto en el local de “El artesano” tras la ceremonia en la parroquia de San Juan de Gracia, nacieron cuatro hijos: Natividad, Consuelo, Eugenia y un varón: Francisco. Tuvo doce nietos i un biznieto. Su hijo Francisco con el tiempo se convertiría en padre escolapio, y para “Don Paco” fue difícil superar aquella decepción. Finalmente vió en su hijo una auténtica vocación. Nuestro “catalán de ejercicio pero de convicción baturro”, como a él le gustaba llamarse, debutó terminada la guerra como primer actor en la compañía de Visita López. (Paco Martínez Soria en ‘Don erre que erre’)

Paco Martínez Soria, que también trabajaba como representante comercial en una empresa de origen alemán, a causa de la guerra se quedó sin empleo. El grave problema que se le planteaba era cómo mantener a su familia, y fue en el teatro donde encontró la fórmula para defender la economía familiar y sacar adelante a su mujer y a sus hijos. (Visita al ministro)

Un año más tarde se contrató en la compañía de su amigo Rafael López Somoza, con quien estrenó en el año 1938 la comedia de Antonio Paso El Infierno, y viajó por distintas ciudades españolas. Se convirtió en actor profesional y el 9 de Enero de 1940 formó su propia compañía, con la que debutó en el teatro Borras de la ciudad condal. (Paco Martínez Soria en ‘El calzonazos’)

Durante las temporadas de 1942-44 fue nombrado director y primer actor de la compañía titular del teatro de La Zarzuela. Desde ese momento, el nombre de Paco Martínez Soria se convierte en algo indiscutible para el teatro. El público lo aclama y siguen sus giras artísticas con gran entusiasmo, convirtiéndose en uno de los actores más aplaudidos y cotizados del teatro español. En 1950 empezó su relación con el teatro Talía de Barcelona, del que se convirtió en copropietario. Pero no fue hasta 1955 cuando pudo darse el gustazo de su vida: tener un teatro propio. En Mayo de 1960 ve cumplido su gran sueño: derribar la “vieja barraca” y construir un cómodo y moderno teatro. Por fin el 6 de diciembre de ese mismo año lo inaugura. Muchas temporadas en su teatro, obras y muchos bolos llenan la vida del actor. (Paco Martínez Soria en ‘La ciudad no es para mí)

El cine fue otro de los grandes logros de este genial actor. Uno de los grandes títulos con el cual saltó a la fama fue La ciudad no es para mí. Pero sería el tiempo el que nos diría que en el verano de 1981 rodaría la que sería su última película: La tía de Carlos.

CHARLY
ADMINISTRADOR
ADMINISTRADOR

Cantidad de envíos : 362
Reputación : 442
Fecha de inscripción : 28/03/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Paco Martinez Soria

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 4:28


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.