Corrección política y simpatía: las claves de los Oscar 2014

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Corrección política y simpatía: las claves de los Oscar 2014

Mensaje por CHARLY el Sáb 8 Mar 2014 - 20:47

Dos académicos confiesan haber votado por '12 años de esclavitud' sin haberla visto para no ser acusados de racistas. ¿Qué dice eso de los premios más importantes de Hollywood, y del criterio con el que se elige a sus ganadores? Por YAGO GARCÍA


Sobre los casos y las cosas de la Academia de Hollywood se ha escrito muchísimo, sobre todo en lo tocante a las votaciones de los Oscar. Por ejemplo, fue muy sonado el informe de Los Angeles Times que, hace dos años, definía a los miembros de la institución como una masa de varones (77% de sus miembros) blancos (94%) y con una edad media de 62 años (según la misma fuente, sólo un 14% de los académicos están aún por cumplir los 50). Una demografía, en suma, que no se ajusta demasiado, o más bien en absoluto, ni al perfil de quienes trabajan en las películas ni al del público que las ve. Si estas cifras suponen un descrédito para los 'hombrecitos' dorados, una noticia publicada esta semana por el mismo diario hace que éstos resulten aún menos fiables: dos miembros de la Academia han reconocido que votaron por 12 años de esclavitud como Mejor Película sin haberla visto.

Dichos académicos (que, lógicamente, permanecen en el anonimato) admiten que prescindieron de ver el filme de Steve McQueen por considerar que "sería demasiado desagradable". Y señalan que se vieron obligados a votar por la cinta, ganadora a la postre en la categoría reina de los Oscar, "debido a su relevancia social". Así mismo, Los Angeles Times apunta que la campaña promocional de 12 años de esclavitud entre los votantes se apoyó en dicha relevancia, con un eslogan ("Ahora es el momento") que apuntaba directamente a la conciencia de los miembros de la institución. "Esa clase de votos políticamente correctos forman parte del ADN de la Academia", comenta en el reportaje Tony Angellotti, el veterano experto en marketing que diseñó las promociones pre-Oscar de Shakespeare in Love, El indomable Will Hunting y Erin Brockovich, entre muchas otras.

El caso es que, en la gala de los Oscar de este año, el 75 aniversario del estreno de Lo que el viento se llevó (ganadora de ocho premios en 1940) fue ignorado elegantemente: elogiar a una de las mayores apologías fílmicas de la esclavitud parecía fuera de lugar, máxime cuando podía homenajearse a la también mítica (y apolítica) El mago de Oz. También está claro que la Academia esperaba que 12 años... ganase uno de los premios gordos: de ahí que Sidney Poitier, el primer afroamericano ganador del premio al Actor Principal, entregase el trofeo al Mejor Director, y que Will Smith hiciese lo propio con el de Mejor Película. Incluso la presentadora Ellen DeGeneres se permitió una broma sobre todo ello, apuntando que las acusaciones de racismo lloverían sobre la Academia en el caso de que Steve McQueen y su película no saliera del teatro Dolby con uno o varios trofeos a cuestas. Añadiendo a estos datos la confesión de los dos miembros de la Academia, quienes consideraban una injusticia el hecho de que Gravity se quedase sin el premio a Mejor Película tienen un argumento muy valioso.

Por otra parte, a quienes quieran echar pestes sobre el cuerpo de votantes de la Academia, la entrevista a uno de sus miembros (también anónimo) publicada la semana pasada por The Daily Beast les vendrá de perlas. Comentada con sorna por medios como Flavorwire, donde se la calficaba de "terrorífico vistazo al cerebro vacío del votante medio de los Oscar", la charla ofrece el retrato de un sujeto al que la calidad de los trabajos a concurso le importa más bien poco. El entrevistado señala, por ejemplo, que El lobo de Wall Street le pareció "una película sin alma ni ningún personaje con el que te puedas identificar", que el aspecto más llamativo de La gran estafa americana fue que "Amy Adams tiene pocas tetas para llenar ese vestido" o que la clave para llevarse un Oscar no reside en el talento ni en el esfuerzo promocional, sino en "la simpatía". Sin ir más lejos, el académico de marras reconoce haber votado por Alfonso Cuarón como Mejor Director, no porque su labor en Gravity le pareciese extraordinaria, sino porque el cineasta mexicano fue "muy humilde y muy majo" en el almuerzo de los nominados.

Podría decirse que la Academia de Hollywood cuenta con 5.756 miembros en sus filas, y que una muestra de tres personas no es suficiente como para generalizar sobre la actitud de todos ellos. Lo cual sería cierto. Pero también es cierto que las opiniones reflejadas en las entrevistas de Los Angeles Times y de The Daily Beast resultan de lo más impropias, tratándose de personas cuyas decisiones determinan los premios más importantes de la industria estadounidense. Unos premios, además, cuya repercusión en la taquilla de los filmes ganadores sigue siendo importantísima. Tal vez esto debería llevarnos a replantear la expectación que nos causan los Oscar, tanto en sus prolegómenos como en la propia ceremonia.

CHARLY
ADMINISTRADOR
ADMINISTRADOR

Cantidad de envíos : 363
Reputación : 445
Fecha de inscripción : 28/03/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Corrección política y simpatía: las claves de los Oscar 2014

Mensaje por Soyasí el Miér 12 Mar 2014 - 8:10

Porque será que a mí esto no me coge por sorpresa?  Embarassed 

_________________

El mago hizo un gesto y desapareció el hambre,
hizo otro gesto y desapareció la injusticia,
hizo otro gesto y se acabó la guerra.
El político hizo un gesto y desapareció el mago.


(Woody Allen)

Soyasí
GENIO
GENIO

Cantidad de envíos : 732
Reputación : 857
Fecha de inscripción : 13/06/2010

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.