Las mil y una caras de Burt Lancaster

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Las mil y una caras de Burt Lancaster

Mensaje por CHARLY el Miér 27 Nov 2013 - 13:02

Rostro de la época dorada de Hollywood, se embarcó en todos los géneros y trabajó en más de 80 películas


Vivió la época dorada de Hollywood, pero decidió hacerlo bajo mil pieles distintas. Burt Lancaster, que este mes habría cumplido cien años, no concebía barreras en el cine, por lo que no se conformó con su rápido éxito en las películas de aventuras y se embarcó en prácticamente todos los géneros de la época.

Su debut cinematográfico fue en 1946 junto a Ava Gardner, con la que compartió el título Forajidos. Su trabajo de acróbata le hizo desarrollar una agilidad y una magnífica forma física de la que se valió en muchas de sus películas. Entre sus primeros papeles, fue el imbatible Dardo de El halcón y la flecha (1950), un aventurero Robin Hood que se enfrentó a la resistencia para recuperar a su hijo. Una cinta que compartió junto a su amigo de la infancia Nick Cravan, compañero de aventuras también en El temible burlón (1952), dos títulos que lograron una muy buena acogida en taquilla.

Lancaster fue un actor hecho a sí mismo, autodidacta y con un gran afán de superación que le empujó a abrirse paso en Hollywood más allá de una cara bonita y un cuerpo atlético. Desafió su propia capacidad de interpretación aceptando papeles cada vez más exigentes y variados, en producciones dramáticas, bélicas, películas de época y de intriga. Muchos de ellos se convirtieron en clásicos del cine, como Veracruz (1954) de Robert Aldrich, Duelo de titanes (1957) de John Sturges, El fuego y la palabra (1960) de Richard Brooks y El gatopardo (1963) de Luchino Visconti.

Su afán de hacer buen cine hizo que, en ocasiones, trabajase muy por debajo de su caché, si el guión y el director le parecían interesantes. También financió películas que consideraba de gran valor artístico, y produjo cine independiente, ayudando a consolidarse a directores como Sydney Pollack o John Frankenheimer.

En sus casi cincuenta años de profesión, trabajó en 87 películas y obtuvo cuatro nominaciones al Oscar, pero sólo se llevó una vez la estatuílla: por su interpretación de Elmer Gantry en El fuego y la palabra (1960), con el que obtuvo también un Globo de Oro.

Sólo la salud le obligó a retirarse del cine. En 1991 sufrió un ataque de apoplejía que le dejó mudo, se sometió a una operación a corazón abierto y un ataque cerebral le dejó en silla de ruedas. Una imagen que no quiso compartir con sus amistades, de las que se aisló en sus últimos años hasta su muerte (Los Ángeles, 1994). Él quería que le recordasen como era en la gran pantalla, y así, invencible y fuerte, permanecerá en nuestra memoria.

CUMPLIRÍA 100 AÑOS

CHARLY
ADMINISTRADOR
ADMINISTRADOR

Cantidad de envíos : 363
Reputación : 445
Fecha de inscripción : 28/03/2011

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.