El misterio de Moana Pozzi

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El misterio de Moana Pozzi

Mensaje por CHARLY el Jue 18 Oct 2012 - 19:40

Más de catorce años después de la muerte de Moana Pozzi, la estrella del porno más famosa de Italia, la desaparición de la actriz sigue provocando controversia en el país transalpino. A su novelesca vida se le añade ahora una misteriosa muerte que la ha convertido en una leyenda.
Como Marilyn Monroe, Elvis Presley o Kurt Cobain, el mito de Moana Pozzi supera su propia muerte. Hace tres años, Italia resucitó la pasión por una de sus mayores musas cuando el periodista Brunetto Fantauzzi publicó “E… viva Moana. Giallo politico”, un curioso libro que desvelaba algunos de los misterios sin resolver sobre la muerte de Pozzi, acaecida el 16 de septiembre de 1994 en un hospital de Lyon a causa de un cáncer de hígado. El extremado secreto que rodeó a la enfermedad de la actriz, el retraso en la comunicación oficial de la defunción y el hecho de que no existan documentos oficiales que prueben el deceso de la estrella del porno provocaron la investigación de Fantauzzi que culminó en su libro.

¿Qué razones podía haber para hacer desaparecer a Moana Pozzi de la escena pública? La primera es personal. Al parecer, la actriz había manifestado a sus allegados que deseaba retirarse del mundo del espectáculo, aunque su fama y su popularidad le impedían dejarlo todo. Quienes creen esta versión afirman que Moana urdió un plan para hacerse pasar por muerta y poder vivir, con otra identidad, el resto de sus días. La segunda razón tiene que ver con la trascendencia pública del personaje. Amante de políticos, futbolistas, cantantes y actores, Moana poseía información privilegiada sobre la vida privada de quienes detentaban, de una manera o de otra, el poder en Italia. Un complejo complot habría facilitado a Moana una muerte ficticia y una nueva personalidad anónima con la que viviría actualmente.

Sea como fuere, el misterio de Moana continúa más de un decenio después de su muerte pese a que quienes apoyan la teoría de la conspiración y quienes niegan que Moana siga viviendo han defendido sus posturas en todos los foros. El tercer canal de la RAI emitió, coincidiendo con undécimo aniversario de la muerte de la actriz, un especial del programa “Chi l’ha visto” (una especie de “Quién sabe dónde”) dedicado al óbito de Pozzi, en el que algunos compañeros de profesión y representantes de su familia defendieron que la versión oficial era la cierta.

Y la versión oficial dice que Moana Pozzi contrajo un cáncer de hígado que se le diagnosticó a partir de unas molestias intestinales provocadas por unos parásitos. Dos años después moriría en Lyon como resultas de las complicaciones de su enfermedad, su cuerpo fue incinerado y sus cenizas esparcidas por el cementerio de Lerma.


Sea cierta la historia oficial o no, Moana Pozzi ha pasado a engrosar la lista de leyendas de la sociedad italiana. Dos libros publicados en el último año (“Moana, tutta la verità”, de Francesca Parravicini, y “Moana”, de Marco Giusti) y una película sobre su vida (“Guardami”, de Davide Ferrario) han alimentado el mito de una mujer cuya vida trascendió a su propia muerte.

Los padres de Moana Pozzi la bautizaron con tan exótico nombre al leer en un atlas geográfico que "moana", en dialecto polinesio, significa "lo más profundo del mar". Acertaron plenamente porque Moana Pozzi llegaría, en catorce años en el cine, a lo más profundo del corazón de los italianos, que lloraron amargamente su muerte.

Desde que un día paseando cerca del lago Bracciano el productor de una película de Edwige Fenech le propuso trabajar en Cinecittà, la figura de Moana Pozzi fue idolatrada por los transalpinos hasta el punto de considerarla la mayor "sex-symbol" de su país.

En 1981 debutó en el cine y unos meses después era la presentadora de un programa de variedades de la RAI. Su cuarta película había sido un porno y tuvo que lidiar con el escándalo de las asociaciones conservadoras que presionaron a la televisión pública para que fuera despedida. No se arredró y, desde 1986, dedicó su carrera cinematográfica al cine X, tras haber trabajado durante cinco años con directores tan prestigiosos como Dino Risi o Federico Fellini, de los que fue amante.

No fueron los únicos que compartieron lecho con Moana: deportistas (Falcao, Mario Tardelli, Nicola Pietrangeli), políticos (Bettino Craxi) o actores (Massimo Troisi, Carlo Verdone) forman parte de la lista de más de 200 amantes reconocidos que se le contabilizaron en su agitada vida. Después, en compañía de Cicciolina, Pozzi hizo tambalear los cimientos de la sociedad italiana, hasta el punto de presentarse a las elecciones por el "Partido del Amor". Pero a los 33 años, su vida y su carrera se truncaron friamente en Lyon. ¿O no?
...

http://www.egafd.com/actresses/details.php/id/m00079
http://www.mymovies.it/filmografia/?a=2745
http://www.imdb.com/name/nm0694860/


Última edición por BUSTER el Mar 11 Nov 2014 - 7:46, editado 5 veces (Razón : Eliminadas fotos de desnudos)

CHARLY
ADMINISTRADOR
ADMINISTRADOR

Cantidad de envíos : 362
Reputación : 442
Fecha de inscripción : 28/03/2011

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.