Entrevista con Fedra Lorente, La Bombi

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Entrevista con Fedra Lorente, La Bombi

Mensaje por CHARLY el Vie 12 Oct 2012 - 11:20

En la década de los 80 no podía caminar por la calle, ni ir a ninguna parte sin que el personal la estrujara: era su momento de gloria al cuadrado por la popularidad del «Un, dos, tres» de Chicho y el impacto de su personaje, La Bombi, una exuberante joven, entre ingenua y tontita, con aires de vicetiple, que parecía vivir en el limbo y que repetía cada noche aquello de «¿por qué seráaaa?». «Una vez—cuenta Fedra—hasta me acercaron un bebé para que lo tocara, porque tenía fiebre. Fíjese, como si yo fuera una santa o algo así...»

–No sé si aquella Bombi tenía algo que ver con usted...
–Yo soy más avispada; de tontita no tengo nada, creo. Soy tímida, eso sí; me daba mucha vergüenza bajar aquellas escaleras entre el público con las tetas y el culo casi al aire. Me quemaban las miradas.

–Me imagino que recibió muchas ofertas deshonestas...
–Dos muy importantes. Y las rechacé. Solamente he conocido a un hombre: mi marido Miguel Morales. Soy mujer de un solo hombre.

–¿Por qué cree que aquel personaje se convirtió en inolvidable?
–La ingenua bobita funciona bien siempre. Pero hay que ponerle ternura, mucho humor y ser buena actriz. Yo creo que todo lo que toca Chicho funciona. La Bombi fue una de sus creaciones geniales. Todavía le estoy dando las gracias por haberme hecho aquel regalo.


El caso es que le siguen llamando La Bombi, y tiene clubes de fans que ponen videos del «Un, dos, tres» en la red. Gente joven que tiene nostalgia de lo que no vivió. Fedra debutó en el teatro con nueve años junto a Ana Mariscal, pero su padre la sacó del escenario rápidamente: lo primero era terminar el bachillerato. Luego estuvo en la Escuela de Arte Dramático.

–Quizá su pena ha sido que gustándole más el drama, siempre ha tenido que hacer comedia...
–Hice drama en teatro y en la televisión, pero sí, he tenido que vivir de la comedia mayormente. Me gusta más el drama, lo siento más, aprendí a decir el verso con don Manuel Dicenta, pero, luego, la vida...

–El físico marcó su carrera.
–Sin duda. Pero cuando levantaban la vista de la anatomía, me descubrían: anda, si además habla y canta, si además es buena actriz... Fui feliz en aquella época:en el teatro se pagaba muy poco y gracias a la popularidad de la tele monté mi propio «show» y empecé a ganar dinero.

Hizo hasta circo: cinco funciones diarias. Se quedó en 47 kilos, pero había que aprovechar el tirón. «En EE UU me hubiera hecho millonaria, pero aquí no pudo ser, sobre todo porque en aquellos días no podías hacer publicidad si trabajabas en TVE; me ofrecieron anunciar un yogur, Maizena y las máquinas de coser Alfa, el gran dinero estaba ahí, pero no podía aceptar si quería seguir en el programa».

–También estuvo en el cine de destape...
–No hice muchas de ese estilo, no me gustaba, me daba vergüenza desnudarme ante las cámaras. En todas aquellas películas siempre había un plano en la ducha, sonaba el teléfono y había que ir a cogerlo sin ponerse la bata. Es lo normal, me decían. No, respondía, yo no hago eso en casa. Menos mal que me llamó Chicho.

–¿De qué tiene nostalgia?
–De La Bombi, del «Un, dos, tres»...Volvería ahora mismo a ese programa. La Bombi me hizo otra persona: me quitó timidez, me dio seguridad y mucha felicidad. Me sentía querida.

Ahora está en un mal momento profesional: «No funciona nada, han bajado los sueldos, todo se pospone...Me han ofrecido un corto. Y lo haré. Menos mal que tengo para la luz y las verduras; no soy rica, cocino yo y no tengo a nadie para ayudarme en la casa; estoy desilusionada, sí, pero no como para tirar la toalla».

–Ni se le ocurra tirarla, que se quedaría otra vez desnuda...
–Ya no estoy para salir en bolas. Tengo bien la cara y los pechos, pero en el resto se ve la edad.

–Le han ofrecido mucho dinero por contar cosas de su cuñado Junior y las relaciones con sus hijos por la herencia de Rocío Dúrcal y todo ese lío...
–No he querido. Me exigían cosas en un guión: hablar mal de mis sobrinos, de mi cuñado, de Marieta (Rocío Dúrcal), de todo el mundo. No soy capaz. Además, si hago eso, si me voy al «pedorreo», me quemo como actriz.

–Quizá esté desencantada de algo...
–Del país: mire a lo que hemos llegado. No se sabe por dónde vamos a salir.

No opina de política, no le gusta. Tampoco le place cumplir años, no los celebra. «Ya he sido  sex-symbol, ahora es el tiempo de ejercer de abuela. Lo de la hermosura pasó.  Miguel me invita a operarme del cuello, pero yo no quiero meterme en un quirófano...»

Haciendo memoria
-Su salto a la fama
«Fue sin duda con La Bombi, que nació de un personaje muy tierno que hacía en un capítulo de “Historias para no dormir”, de Chicho Ibáñez Serrador. Él vio allí a La Bombi».

-Momento feliz
«Cuando fui a Colombia a por mi hija Alejandra, en Navidad de 1999. Llevábamos once años esperando para adoptar. Antes había perdido una niña con 5 meses».

-Momento triste
«La muerte de mi madre. Era tan moderna que cuando me hice popular, me decía: “A ver si te vas a arrepentir de haber tenido un solo hombre”».

Vínculo



>> Fedra Lorente "La Bombi": "Me avergonzaba desnudarme en las películas"




CHARLY
ADMINISTRADOR
ADMINISTRADOR

Cantidad de envíos : 363
Reputación : 445
Fecha de inscripción : 28/03/2011

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.